La familia de Jesús Alzórriz se plantea iniciar un proceso civil contra las dos partes

La juez ha desestimado la denuncia penal que la familia de Jesús Alzórriz interpuso tras el mortal accidente que tuvo lugar el pasado 4 de enero cuando el hombre, de 84 años, bajó del autobús en la carretera N-121 a la altura de Garinoain. Tras el accidente, los hijos del fallecido presentaron una denuncia por “responsabilidad subsidiaria” para el Gobierno de Navarra por no prohibir una parada en la que era necesario cruzar la N-121 para llegar a la localidad y para la Conda por dejar a “un anciano con dificultades físicas en una carretera nacional de noche y sin iluminación”.

Tras conocer la resolución del Juzgado de Instrucción nº1 de Tafalla, los familiares de Jesús Alzórriz están estudiando con sus abogados la posibilidad de interponer una denuncia por la vía civil tanto a Conda como al Gobierno de Navarra.

Consecuencias

Jesús Arróniz, vecino de Cárcar de 84 años, falleció a causa de un doble atropello cuando cruzaba la carretera N-121 a la altura de Garinoain. La Conda le dejó sobre las 8 de la tarde en esa parada y el fallecido cruzó para acercarse a la casa de su hija que vive en Garinoain.

A consecuencia del accidente, Gobierno de Navarra suprimió esta parada que afecta a Barasoain y Garinoian. Del mismo modo prohibió las paradas de dudosa seguridad en el resto de la comunidad foral.