La ex alcaldesa califica el acto de “bajeza” ya que “daña la imagen de la localidad”

La plaza del ayuntamiento de Olite cuenta desde ayer por la tarde (10 de enero) con una pancarta en la que se acusa a la ex alcaldesa de Olite, Mari Carmen Ochoa (PSN), de su responsabildiad política en la urbanización de La Moraleja. En la pancarta se puede leer: “Sra. Ochoa responsabilidad política! Menos parlamento y más solución a la ruina de tus vecinos y ayuntamiento”. También se ha colocado otra pancarta al lado del Castillo en la casa más antigua de la localidad del siglo XVI.

Por su parte, a la actual parlamentaria y concejala de Olite, Mari Carmen Ochoa, le ha parecido el acto “una bajeza”: “Hace año y medio que no soy la alcaldesa y jamás he personalizado en nadie”. Asimismo se ha referido a la frase “Menos parlamento y más solución a la ruina de tus vecinos y ayuntamiento” alegando que hay que distinguir entre vecinos y ayuntamiento: “Si vecinos se refieren a cinco olitenses, si quieren solucionar la ruina lo tienen fácil: que afronten los pagos y todo estará mucho mejor. Y si no, que pongan un cartel de se vende para saldar la deuda”.

También ha considerado de “bajeza” que la colocación de la pancarta se haya producido coincidiendo con la fiesta del Rey de la Faba que tendrá lugar mañana sábado: “Con todo lo que se ha gastado para enaltecer la localidad, es una bajeza que coloquen ahora esa pancarta perjudicando la hostelería y la buena imagen de la localidad”. Asimismo ha concluido que no se arrepiente de las decisiones que tomó mientras estaba en la alcaldía por el “bien de todo los vecions y no de 6” y ha subrayado que este proceso se ha llevado a cabo durante tres legislaturas.

Contexto

La crítica se ha producido justo una semana después de que se aprobara la liquidación definitiva de dicha urbanización. Se trata de una unidad prevista dentro del plan municipal del año 2007. Su sistema de ejecución se inició a través del ayuntamiento en vez de por iniciativa de los vecinos. El consistorio ejecutó las obras y cobró las cuotas. A este respecto, Ochoa ha destacado que el consistorio también era propietario y pagó sus cuotas.

Desde un inicio la urbanización conocida como La Moraleja no ha estado exenta de polémicas entre ayuntamiento y vecinos llegando a un gran número de recursos. En el plan se prevé como se va a ejecutar la urbanización pero los recursos, sobre todo en el punto de la reparcelación, ha ralentizado hasta ahora el proceso. En la actualidad la urbanización está acabada pero no se ha construido ninguna vivienda.

[nggallery id=507]